"Solamente aquél que construye el futuro tiene derecho a juzgar el pasado." FRIEDRICH WILHEM NIETZSCHE


miércoles, 9 de junio de 2010

Open Up Your Eyes




"Open up your eyes,
open up your room,
open up your arms,
open up your door..."


Hace días que he decidido no intentar entender nada, porque cuanto más pensaba, peor me encontraba. A fin de cuentas, esta es una lucha desigual de mi parte niño con la mismísima realidad. Como una prueba de mis propias palabras, de mis propias teorías. Sigo siendo un niño? Soy capaz de seguir sin entender y asumirlo? Llegar incluso a entender esa incongruencia? esa contradicción? Al principio pensaba que no, que siempre me he engañado a mi mismo con ese cuento. Nunca mejor dicho. Ahora tengo claro que sí, que soy más que capaz. Que sigo creyendo en mi cuento, para siempre... o por el momento, que siguen siendo sinónimos. Ahora que, por cierto, suben los decibelios de la música que escucho, una señal inequívoca de que estoy mucho mejor...




Y, así, entre cajones, he encontrado algunas libretas antiguas, refugio de mis versos y mis palabras. De ésas que me he propuesto tirar muchas veces y el niño triste siempre termina guardando en el mismo lugar. Como él dice... en el lugar que les corresponde. Y entre esas palabras, he podido descifrar los primeros versos que escribí, o mejor dicho, los primeros que conservo. Son simples, y precisamente en su sencillez reside su magia. Como con tantas otras cosas...



"Una flor azul y verde,
una idea en la cabeza,
una niña que me mira,
otra puerta que se cierra.

Una frase que recuerdo,
una cara no olvidada,
una noche pura y triste,
una vida antes soñada.

Otro día que termina,
un camino por andar,
gente que va y viene,
muchas cosas que soñar.

Una lluvia compañera,
amigos, risas y canciones,
tristeza, angustia y soledad.
Pensar, vivir y soñar,
una estrella, la luna y el mar."




Un niño triste cualquiera.


PD; Hoy me siento más niño que otras veces, quizá incluso más niño de lo que me he sentido hace mucho tiempo. Eso sí, no pretendo entender porqué...

5 comentarios:

  1. Las cosas sencillas son las que tienen mayor encanto, y más si vienen de un niño!
    Besitos,

    ResponderEliminar
  2. Y es que lo mejor,es no intentar entender el porque de las cosas en muchas ocasiones.


    Ya pintabas maneras de peque eh???

    Ojalá yo guardara tantas y tantas cosas..
    aysss!!
    Un saludo

    ResponderEliminar
  3. Ojalá todos siguiéramos siendo esos niños, no exactamente los que fuimos, eso es imposible, pero sí manteniendo tanta naturalidad, candor, la maravillosa ingenuidad y que todo esto jamás lo pisoteara un adulto.

    No sé, yo acariciaría a ese niño triste que hay en ti hasta que surgiera una sonrisa en los cuadernos que la mantuvieran intacta.
    Besos

    ResponderEliminar
  4. Ciertamente cuando no se encuentra explicación lo mejor es dejar pasar el tiempo, éste es el que nos da respuestas a esas preguntas.

    Y en esa niñez que nos ha tocado vivir, ahora y antes, es donde podemos refugiarnos de los problemas que el mundo adulto nos atañe.

    Vuelven estos versos a refrescar la memoria, versos frescos dónde se puede palpar la ingenuidad, la inocencia y el sentimiento puro de un corazón joven.

    Que no se pierda nunca ese niño en ti, es una parte muy importante y hermosa de ti, que esté triste es una característica suya, que estes triste tu es algo que pasará.
    bs

    ResponderEliminar
  5. Hola!
    Permiteme presentarme soy Catherine, administradora de un directorio de blogs, visité tu blog y está genial,
    me encantaría poner un link de tu blog en mi sitio web y así mis visitas puedan visitarlo tambien.
    Si estas de acuerdo no dudes en escribirme a munekitacat@gmail.com
    Exitos con tu blog.
    Un beso
    Catherine

    ResponderEliminar